3 Cosas que debes saber sobre los Tuppers

3 Cosas que debes saber sobre los Tuppers

Seguro que alguna vez has comido de tupper, ya sea en la oficina, en la universidad, de excursión, en la playa o de picnic… O simplemente los utilices para guardar sobras en la nevera o el congelador.

Sea cual sea el uso que les das, vamos a darte unos sencillos CONSEJOS:

1. No utilices envases de plástico

Es tan importante comer alimentos ecológicos y de proximidad cómo almacenarlos en recipientes seguros.

No sólo porqué los alimentos se conservan mejor que en los envases de plástico, sino porqué hay ciertos tipos de plásticos que pueden contaminar la comida con tóxicos como el bisfenol A (BPA) y los ftalatos.

¿Cómo nos afecta el plástico?

Cuando los plásticos se calientan, como en un microondas o incluso al sol, o se lavan a temperaturas altas, como en un lavavajillas, se descomponen y liberan partículas que luego se absorben al contacto con la piel o a través de alimentos o bebidas.

El plástico puede causar daño reproductivo e infertilidad: Debido a que las toxinas que se encuentran en los plásticos pueden simular los estrógenos, tienen el potencial de causar daño reproductivo e infertilidad tanto en hombres como en mujeres.

En niños y niñas, estos mismos productos químicos, también pueden interferir con el desarrollo testicular normal o provocar una menstruación de inicio temprano.

Los plásticos aumentan el riesgo de cáncer de mama: Ciertos productos químicos que se encuentran en los productos de plástico se vinculan a ciertos tipos de cáncer, en particular el cáncer de mama.

El plástico puede alterar la tiroides: Los plásticos no solo alteran la fertilidad, sino que también se relacionan con otras hormonas como la tiroides. Las hormonas tiroideas afectan a casi todas las demás hormonas de nuestro cuerpo, por lo que una tiroides sobrecargada puede tener un gran impacto en la salud reproductiva, digestiva y cardiovascular.

Los plásticos aumentan el riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes: Si bien la dieta juega un papel importante en la salud del corazón, los altos niveles de exposición al plástico pueden contribuir a un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. No solo eso, sino que las toxinas que se encuentran en los plásticos también pueden aumentar las probabilidades de desarrollar diabetes tipo 1 o tipo 2. Los plásticos pueden conducir a la confusión celular, lo que puede aumentar el riesgo de reactividad autoinmune ( diabetes tipo 1) o puede reducir la sensibilidad hormonal, lo que lleva a la resistencia a la insulina (diabetes tipo 2).

Es difícil alejarse del plástico, ya que se encuentra en nuestro hogar, nuestro trabajo, transporte público, productos alimenticios, cosmética… Pero en medida de lo posible ten en cuenta que la exposición acumulativa puede ser perjudicial para tu salud.

3 cosas que debes saber sobre los tuppers

2. ¿Qué tuppers o envases debemos utilizar?

Tuppers, tarros y botellas de cristal: 

Los tarros de cristal tienen la ventaja de ser muy económicos, ya que puedes reutilizar botes de conservas que hayas consumido. Otra ventaja es que hay de diferentes tamaños y sirven para guardar todo tipo de alimentos, tanto líquidos como sólidos.

Los tuppers de cristal aunque a priori no son tan económicos y pesan más que otros materiales, al final la inversión merece la pena ya que el vidrio es más duradero, no se deforma y no coge olor a comida.

También tienen la ventaja de poderlos calentar en horno y microondas, puedes lavarlos en el lavavajillas y puedes meterlos en la nevera y el congelador.

 

Tuppers y botellas de acero inoxidable

Al igual que los recipientes de cristal son muy duraderos y hay de diferentes formas y tamaños, y su principal ventaja es que son más ligeros que los de vidrio.

Los hay con diferentes compartimentos e incluso algunos son eléctricos y puedes calentar la comida conectándolos a la corriente.

*Asegúrate de que sean de acero inoxidable y no de aluminio.

Tupper de aluminio

 

 Bolsas de  tela y de silicona

Las bolsitas de tela para comida son perfectas para llevar fruta en trozos, frutos secos, barritas u otros snacks. Al ser reutilizables, son una alternativa ecológica a las bolsas de plástico, y una forma de generar menos residuos. Además son fáciles de limpiar, ya que se pueden lavar en lavadora.

Las de silicona son ideales para snacks y congelar alimentos.

Bolsas de tela

 

 

Papel de abeja

Si prefieres evitar el contacto de la comida con las bolsas o recipientes, te recomiendo que la envuelvas en este papel de abeja, una opción mucho más saludable y ecológica que el papel de film o el de aluminio.

 

Bolsas de papel de abeja

Bolsas de papel de abeja

 

3. ¿Cómo se hace un buen tupper?

Lo más importante es colocar los alimentos en orden para que la comida se conserve mejor y durante más tiempo.

  • El primer paso será colocar los alimentos más jugosos o que pierdan más líquido al fondo del recipiente.
  • A continuación, podemos añadir aquellos alimentos con más peso como el arroz, patata, quinoa, trigo sarraceno o legumbres, que quedarán en medio.
  • Las verduras son los alimentos que se colocan en el último instante, por lo que quedarán en la parte superior.
  • Siempre podemos terminar nuestros platos con un puñado de frutos secos o semillas para enriquecer nuestra comida.

Otro factor a tener en cuenta es el colorido de la comida:

¡Cuantos más COLORES, más MINERALES y VITAMINAS!

Para terminar te damos una esta rica RECETA como ejemplo:

  • 2-3 espárragos verdes, cocinados previamente con un poco de aceite de oliva
  • 2-3 cucharadas garbanzos cocidos
  • Tomate fresco
  • Zanahoria rallada
  • Rúcula
  • Frutos secos

Sigue nuestros consejos y come de tupper de forma saludable, sin tóxicos y siendo amable con el medio ambiente!

Martina Rebull – Nutricionista
Patricia Martín – Fisioterapeuta , Coach Nutricional y de Salud