Patricia, cuéntanos cómo nos puedes ayudar a cuidar de nuestra salud y la de nuestras familias

Gracias a mi formación como Fisioterapeuta especializada en Nutrición Clínica Avanzada, y a mi experiencia personal, he llegado a especializarme en problemas del sistema inmune, dolor y trastornos digestivos.

La alimentación es un factor al que nos exponemos diariamente, y por lo tanto, la posibilidad de que sea un factor determinante en la aparición de ciertos síntomas debe ser evaluada y tenida en cuenta en el tratamiento.

Somos sensibles a padecer una serie de disfunciones relacionadas con el sistema inmune y digestivo las cuales se pueden mejorar de manera significativa con ayuda de nutrición y suplementación específicas.

Los problemas que suelo tratar en consulta son: alergias, asma, infecciones y resfriados constantes (bronquitis, faringitis, rinitis, sinusitis…), problemas digestivos (estreñimiento, gases, diarreas, malas digestiones…), dolor articular y menstrual.

 

¿Qué factores debemos tener en cuenta para disfrutar de una buena salud?

Vamos por puntos:

– Alimentación saludable: Todos los miembros de la familia deben involucrarse en este cometido, incluso los peques de la casa.  La alimentación empieza por lo que compramos, si compramos cochinadas comeremos cochinadas. Hay que tener una despensa y una nevera llena de alimentos y no de productos (son esa “comida” que tiene una lista larguísima de ingredientes impronunciables y suelen ir en paquetes llamativos).

Ocasiones para comer lo que no debemos por desgracia no faltan (compromisos, celebraciones, fechas señaladas…) y por ello es importante mantener la casa libre de productos procesados y refinados (bollería, chuches, refrescos, preparados de comida rápida…)

También podemos organizarnos e ir con los niños algún día a comprar a un mercado de pequeños productores, asistir a algún taller de cocina para familias o pedir que nos lo hagan a domicilio, hacer una excursión a alguna granja de animales criados en libertad…Como ves hay muchas actividades divertidas relacionadas con la alimentación saludable de las que podemos aprender mucho y pasar un buen rato en familia.

– Movimiento al aire libre: Todos, niños y mayores, ¡tenemos que movernos! Y si es al aire libre mejor que mejor. Jugar en el parque, hacer excursiones, salir en bici, a patinar, skiar, nadar, bailar, deportes de aventura…lo que sea, pero hay que hacerlo.

Cada vez somos más sedentarios, y esto conlleva una gran cantidad de problemas de salud. ¿Quieres esto para ti y tus hijos?

– Respetar el descanso: Dormir un mínimo de 7h en los adultos y 10h en los niños es sumamente importante, ya que  mientras dormimos el cuerpo se repara, construye, digiere, se desintoxica y sintetiza hormonas. Si bien vemos el sueño como un tiempo de descanso, también es un momento activo de regeneración.

– Crear hábitos saludables: Nuestro estilo de vida tiene un papel determinante en nuestra salud. Si nuestros hábitos son saludables tendremos un sistema inmune fuerte, un aparato digestivo que no nos dará problemas, las hormonas estarán controladas, tendremos energía y un buen estado de ánimo.

 

 

 

 

¿Qué harías si no tuvieras que cumplir con horarios ni obligaciones?

Te propongo que hagas  una lista de hábitos saludables que puedas ir incorporando en tu rutina, unos días harás más y otros menos, lo importante es ir incluyéndolos a tu ritmo y según tus gustos.

 

Hablas mucho de salud integrativa. ¿Nos puedes dar una pincelada al respecto?

La gran parte de las veces vamos al médico o a otro profesional sanitario, y salimos de la consulta (que ha durado unos pocos minutos) con un diagnóstico, una receta o incluso fecha para una intervención. Es imposible que ese profesional haga una correcta valoración si no pregunta por todos los aspectos de tu salud y no escucha o no hace caso de lo que tienes que decir.

La salud integrativa tiene*… Puedes leer la entrevista completa aquí.

 

Si quieres saber más y empezar a recuperar las riendas de tu salud te recomiendo que te descargues el e-bookRecupera Tu Salud en 5 Pasos”. Encontrarás un montón de hábitos saludables fáciles de aplicar, una completa y detallada lista de la compra, ejercicios funcionales, una guía sobre gestión emocional y consejos para descansar mejor.