Histaminosis y Alergia: Síntomas, Causas y Soluciones.

[+DESCARGABLE GRATUITO]

 

¿Por qué tenemos alergia en primavera?

Llega la primavera y con ella los estornudos, congestión nasal, rinitis, picor de ojos, enrojecimiento y erupciones en la piel, picores en las mucosas…

Culpamos a la primavera, al polen, a las gramíneas y tiramos de antihistamínicos para dejar de estornudar y moquear, pero ¿sabes que el problema real está en el sistema digestivo? Pues sí, porque es ahí donde reside el 80% de nuestro sistema inmune.

Tu intestino es una parte crucial de tu sistema inmune, es la primera línea de defensa contra todo lo que pueda entrar a través de lo que ingerimos. Uno de sus trabajos más importantes identificar qué cosas son inofensivas y cuáles peligrosas.

Una reacción alérgica ocurre cuando tu sistema inmune identifica erróneamente algo completamente inofensivo como una amenazaLuego comienza a sacar todas sus armas para atacar el polvo, el polen, el moho o los demás alérgenos que están en el aire, como si el alérgeno fuera un patógeno que trata de enfermarte.

 

¿Qué factores influyen?

Genética:

El componente genético es un factor que puede predisponer pero en ningún caso es determinante si el entorno es el adecuado, así que presta atención al artículo!

 Cambiar la salud intestinal puede cambiar las reacciones alérgicas:

Los alimentos pueden modificar las reacciones alérgicas cambiando la respuesta inmune en el intestino.

Cuidar la salud de tu intestino ayuda a regular tu sistema inmunológico, y factores como la alimentación, el estrés, el alcohol e infecciones, son capaces de causar inflamación e irritación en la mucosa intestinal, y por lo tanto pueden agravar tus síntomas alérgicos.

Evita los productos refinados y ultraprocesados, el alcohol, fritos y grasas hidrogenadas, el gluten*, y presta atención a cómo te sientan los lácteos y las legumbres.

*Antes de eliminar el gluten de tu dieta sería interesante descartar celiaquía. Tienes más información sobre ello en este artículo de la Dra Susan Judas.

Además, el hecho de que comamos cinco veces al día y que los alimentos no sean los adecuados limita nuestra flexibilidad metabólica y esto genera más inflamación que inmunorregulación.

Come menos veces y mejor.

Parásitos:

Pueden ser los causantes de la fatiga crónica, alergias, picores, fibromialgia, migrañas, ansiedad, depresión y anemias crónicas.

Si tienes síntomas como heces pastosas, gases, mal aliento, bruxismo y picor en el ano o antecedentes de lombrices u otros parásitos sería importante saber si tienes parásitos con una analítica de heces o bien con una analítica de sangre donde aparecerán niveles altos de eosinófilos y de IgE.

Estrés:

 El estrés crónico afecta a la salud de varias maneras, incluyendo la inflamación sistémica y el deterioro de las  funciones inmunes.

El estrés crónico se maneja mejor reduciendo los estresores y aumentando la resiliencia.

La forma en que nuestro cuerpo responde al estrés crónico también se ve afectada por la dieta. Los estudios han demostrado que una deficiencia en ácidos grasos omega-3 exagera las respuestas al estrés.

Debemos pedir ayuda si lo necesitamos, aprender a decir “no”, movernos, mimarnos, tomar menos café, dormir más y comer mejor.

 

Qué síntomas tiene la alergia primaveral

  • Asma alérgica
  • Rinitis, secreción nasal de mucosidad acuosa, picor y estornudos en cadena.
  • Picor de garganta y/o tos seca
  • Conjuntivitis alérgica con picor e irritación ocular
  • Dermatitis o eccema
  • Urticaria caracterizada por placas eritematosas y prurito o picazón

 

 

Histamina y enzimas DAO – HNMT

 ¿Qué es la histamina?

La histamina se produce de forma natural en el cuerpo y desencadena la respuesta inflamatoria en ciertos tejidos del cuerpo.

Los principales tejidos del cuerpo que liberan histamina son la nariz, la boca, el tracto gastrointenstinal, los vasos sanguíneos y el cerebro.

Los niveles de histamina también se ven afectados por hormonas como los estrógenos y el cortisol.

La histamina no solo es producida por el cuerpo, también está presente en diversos grados en los alimentos que comemos.

 ¿Y las enzimas DAO y HNMT?

El cuerpo tiene dos enzimas que se ocupan de la descomposición de la histamina y contrarrestan la acumulación de histamina.

Sus nombres son diamina oxidasa (DAO) e histamina-N-metil transferasa (HNMT).

El lugar principal en el que DAO realiza sus tareas es en el intestino y el torrente sanguíneo, y si el metabolismo de la histamina es defectuoso, generalmente debido a niveles reducidos de DAO, pueden surgir problemas.

La enzima HNMT se expresa en el hígado, los riñones, el colon o los bronquios y actúa a nivel intracelular.

Parece ser que la propia histamina puede inhibir la actividad de DAO y HNMT. La reducción de los niveles de histamina mediante una dieta sin histamina mejora la actividad de DAO.

 

 

 

¿Qué es la intolerancia a la histamina?

Los síntomas de la intolerancia a la histamina o histaminosis alimentaria no alérgica pueden variar desde síntomas relacionados con las alergias estacionales (asma alérgico, rinitis, picor de ojos, estornudos…) problemas del tracto gastrointestinal (cólicos, diarrea, reflujo, gases, etc.), problemas en la piel (eccemas, urticaria, dermatitis atópica, etc.), hasta migrañas, vértigo, nauseas, mareos, síntomas cardiovasculares como taquicardia, arritmia, exceso de vasodilatación, alteraciones de la tensión arterial, e incluso dismenorrea en las mujeres.

 

 

¿Qué causa la intolerancia a la histamina?

Si experimentas síntomas relacionados con la intolerancia a la histamina es importante conocer las posibles causas, ya que el tratamiento a veces puede resolver el problema o al menos hacerlo más manejable.

Estas son algunas de las causas principales a tener en cuenta:

  • SIBO (sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado): Puede ser una causa subyacente de intolerancia a la histamina debido al crecimiento excesivo de bacterias que producen exceso de histamina de alimentos no digeridos.
  • Genética y mal funcionamiento de DAO y HNMT: Algunas personas tienen mutaciones en las enzimas que degradan la histamina. Una menor actividad enzimática significa que es probable que estas personas toleren menos histamina que la población general.
    La nicotina y el alcohol inhiben la actividad de DAO.
  • Problemas en la fase de metilación del hígado: La metilación forma parte de la segunda fase de la detoxificación hepática.

Además de los síntomas que hacen sospechar de una metilación lenta (dolor mandibular, colon irritable, fibromialgia, fatiga crónica, alergias, dermatitis, migrañas, ansiedad, alteraciones del ciclo menstrual, sueño poco profundo, alteraciones de tiroides…) podemos analizar la homocisteina en sangre.

Para tener una buena salud hepática no nos debe faltar: Vitamina C, E, A, B2, B6, B7, B9, B12, magnesio, selenio, zinc, cobre,SAME (S-adenilmetionina).

Para ello debemos asegurar la ingesta de estos alimentos: Verduras de hoja verde, remolacha, espárragos, brócoli, cebolla, ajo, puerro, apio, hinojo, calabaza, zanahoria, calabacín, hígado ecológico, pescado azul, hígado de bacalao, marisco, huevos, frutas de color oscuro, manzana, semillas de sésamo, frutos secos, jengibre, cúrcuma, perejil, albahaca, romero, tomillo, regaliz, canela.

Además será importante controlar el exceso de café y la exposición a tóxicos ambientales (bisfenol, cosméticos…)

Medicamentos que reducen la función de la enzima DAO

Existe un conjunto de fármacos implicados en el déficit o en la baja actividad de la enzima Diamino Oxidasa (DAO). Bloquean o inhiben enzimas implicadas en la metabolización de la histamina, sobre todo de la DAO, o liberan histamina endógena.

Es muy común el consumo de estos medicamentos, hecho que hace aumentar el riesgo de padecer los síntomas o patologías derivados de una acumulación  de histamina.

Principales fármacos con efecto inhibidor de la DAO:
  • Analgésicos: metamizol, ácido acetil salicílico
  • Antihistamínicos: difenhidramina, climetidina, prometazina
  • Antiarrítmicos: propafenona, quinidina
  • Antiasmáticos: teofilina
  • Antidepresivos: amitriptilina, tranilcipromina
  • Antihipertensivos: dihidralazina, verapamilo
  • Antirreumáticos: acemetacina
  • Antisépticos: acriflavina
  • Antituberculosos: isoniazida
  • Bronquiolíticos: aminofilina
  • Cardiotónicos: dobulatmina
  • Diuréticos: amiloride, furosemida
  • Expectorantes: ambroxol, mucosan
  • Mucolíticos: acetilcisteina, fluimicil, frenacil
  • Antipalúdicos: cloroquina
  • Antibióticos: ácido clauvánico isoniazida, augmentine, amoxiplus
  • Antieméticos: metoclopramida primperan
  • Neurolépticos: haloperidol
  • Procinéticos: metoclopramida
  • Tranquilizantes: diazepam
  • Relajantes musculares: pacuroni
Fármacos con efecto liberador de histamina:
  • Analgésicos: ácido acetil salicílico, ácido meclofenámico, ácido mefenamico, diclofenaco, infometacina, ketoprofeno, meperidina, morfina de origen animal
  • Anestésicos: tiopental, prolocaína, barbitúricos
  • Antitusivos: codeína
  • Citoestáticos: ciclofosfamida
  • Expectorantes: ambroxol
  • Mucolíticos: acetilcisteína
  • Relajantes musculares: D-tubocurarina, alcuroni
  • Antiinflamatorios: naproxeno

 

Cómo aliviar la alergia primaveral

Alimentos e histamina

Si crees que estás sufriendo de intolerancia a la histamina, modificar la dieta y excluir o minimizar algunos alimentos puede ayudar a reducir los síntomas, y la reintroducción cuidadosa puede ayudar a determinar tu umbral de tolerancia.

 

DESCÁRGATE AQUÍ la lista de alimentos aconsejados y desaconsejados. Además tendrás dos menús de ejemplo y una tabla para poder hacer tus propias combinaciones. Ya verás como no es tan difícil prescindir de la histamina unas semanas!

DESCARGAR AQUÍ

Suplementación

La alergia se trata generalmente con antihistiamínicos, sin embargo, también hay sustancias naturales que son de gran ayuda:

Vitamina C: también tiene un efecto antihistamínico e influye positivamente en la función del sistema inmunitario. Suplementos de Vit C (ácido ascórbico) con una mezcla de bioflavonoides de acción sinérgica pueden ser de ayuda en época de alergia.

Vitamina A: Refuerza la función del sistema inmunitario y favorece la salud de las mucosas entre otras funciones.

Vitamina D: Entre muchas otras funciones, tiene un papel relevante en la modulación de la respuesta inmune.

Vitaminas del grupo B: Entre otras funciones, intervienen en el metabolismo energético, juegan un papel importante en el sistema nervioso y pueden ayudar en casos de estrés y agotamiento, mejoran las mucosas, piel, cabello y el tono muscular en el tracto digestivo.

Omega-3: Resuelven y normalizan los procesos inflamatorios.

Probióticos: Las bacterias probióticas promueven mecanismos de barrera y alivian la inflamación intestinal.

Glutamina: Restablece la inmunoglobulina A de las mucosas y aumenta la inmunidad del tracto respiratorio superior.

Quercetina: Regula la respuesta del sistema inmune, como inmunomodulador y antiinflamatorio.

SAME: Recomendado en las alteraciones de la metilación.

Setas medicinales

La Medicina Tradicional China tiene mucha tradición de aplicarlas aprovechando sus efectos favorables para la salud en distintas enfermedades. Estas setas medicinales contienen un amplio espectro de componentes que tienen en común una alta cantidad de beta-glucanos.

Los beta-glucanos tienen una estructura especial que puede ejercer influencia sobre la función inmunológica. Además estas setas contienen una gran cantidad de sustancias bio-activas que contribuyen a su función medicinal, entre ellas, antioxidantes, esteroles, triterpenos, nucleótidos, aminoácidos, vitaminas y minerales.

Los ensayos científicos demuestran que la función sinérgica sus componentes, al igual que la combinación de los extractos de setas, son los factores determinantes para conseguir unos efectos curativos óptimos.

En el caso de la alergia primaveral estarían indicadas la seta Reishi y el Champiñón del Sol.

Fitoterapia

Algunas hierbas medicinales como la regaliz, hierbabuena, hinojo, manzanilla, perilla, boldo, diente de león, cardo mariano, romero… también te pueden ayudar.

*Antes de tomar cualquier suplemento o ayuda de fitoterapia o micoterapia consulta a un profesional cualificado para que te pueda asesorar en tu caso concreto. Lo natural no es sinónimo de inocuo.

Fisioterapia Respiratoria y Agua de Mar

Es importantísimo limpiar la nariz cada día, para retirar los contaminantes del aire y los microorganismos que se acumulan en él, sobre todo, en los espacios cerrados.

Lavarnos las fosas nasales con agua de mar nos ayudará a conservar la mucosa nasal sana y preparada para defendernos.

El agua de mar tiene un efecto hidratante, antimicrobiano y antiinflamatorio sobre la mucosa respiratoria:

  • Refuerza la función defensiva de las mucosas respiratorias y mejora el drenaje lacrimal.
  • Actúa contra los resfriados, la gripe y la faringitis.
  • Mitiga la respuesta alérgica por desensibilización de las mucosas.
  • Contribuye a evitar la otitis.
  • Mejora las funciones auditiva, olfativa y gustativa.

Antes de tratar de forma convencional los problemas respiratorios con antibióticos, antitusígenos, mucolíticos y broncodilatadores, ¿por qué no acudir a un profesional de la fisioterapia respiratoria y hacer un tratamiento con agua de mar natural?

Aromaterapia

El aceite esencial de eucalipto radiata, ravintsara, cayeput, saro y/o el de tomillo pueden agregarse al agua para aliviar los síntomas de congestión y malestar en las vías respiratorias superiores. Puedes utilizarlos con la ayuda de un nebulizador.

Purificadores de aire

Un aire demasiado seco, con demasiada humedad  o cargado de partículas como ácaros, polen o esporas, puede agudizar los problemas respiratorios. Si solemos tener las mucosas resecas, faringitis, asma o alergias puede ser interesante informarnos sobre ello.

 

 

Conclusiones

Si quieres controlar tus síntomas alérgicos necesitas:

  • Reparar tu salud intestinal eliminado de tu dieta los alimentos que irritan tu sistema digestivo y solucionando posibles problemas de disbiosis.
  • Hay suplementos y tratamientos alternativos a los antihistamínicos que te pueden ayudar.
  • Es necesario tener tranquilidad emocional para tener tranquilidad inmunitaria.

 

*Puedes descargarte de forma gratuita mi E-book

“Recupera Tu Salud en 5 Pasos”

http://www.wholefoodandcook.com/recupera-tu-salud-en-cinco-pasos/

¡Empieza a cuidar tu Salud Digestiva!

Nos vemos en Instagram  y Facebook! Descubre mis asesorías privadas.

IMPORTANTE: Este artículo tiene como única finalidad poner a tu disposición información general sobre cuestiones relativas a la salud, la nutrición y el estilo de vida.En ningún caso, la información y los consejos propuestos en él sustituyen una consulta, visita o diagnóstico y no debes, bajo ningún caso, utilizar la información obtenida para determinar un tratamiento o toma y/o cese de medicamentos sin antes consultar con tu médico de cabecera o un especialista.

 

Patricia MartínFundadora Whole Food&Cook
Fisioterapeuta y Técnico Superior en Dietética en proceso
Nutrición Clínica – Coaching  Nutricional y de Salud
info@wholefoodandcook.com www.wholefoodandcook.com