Las proteínas juegan muchos papeles importantes en el cuerpo. Es un elemento fundamental que funciona como el «esqueleto» estructural de las células.

Las proteínas son materia prima para la construcción de tejido, actúan como enzimas, hormonas, regulando el ph o jugando un papel importante en nuestras defensas.

La cantidad de proteína recomendada varía mucho dependiendo de las características y necesidades de cada uno (peso, edad, actividad física…) pero en líneas generales podríamos hablar de unos 180-250 gr de carne, pescado o huevos en cada comida.

El consumo de estas cantidades es totalmente saludable, y te recordamos que las proteínas, junto con las grasa, tienen un gran poder saciante, por lo que difícilmente sobrepasarás esta cantidad.

carne-whole food&cook

Ahora bien, sigue estos consejos:

  • Come carne de pasto, de ganadería extensiva, sin procesar: Podemos consumir carne orgánica y alimentada con hierba. Es además una manera mucho más ética de comer el animal y es más alto en nutrientes.

Puedes comer pavo, pollo, codorniz, ganso, cerdo, ternera, buey, wagyu, potro, cordero, cabrito, conejo, ciervo…

También es importante que de vez en cuando comamos casquería (hígados, sesos, corazón, etc.) y huesos que no solemos comer por falta de costumbre o manías…

  • Come huevos de gallinas felices, del número 0: Los huevos orgánicos criados libremente tienen gran valor nutricional, nos aportan proteínas de la mejor calidad, grasas buenas, vitaminas (A, D, K, B2, B5, B12) y minerales (hierro, fósforo, potasio, selenio).
  • Come pescado salvaje, no de piscifactoría: Estos últimos tienen altas cantidades de contaminantes, desinfectantes y antibióticos que impactan sobre su valor nutricional y también pueden perjudicar nuestra salud.

Es más interesante consumir pescado azul pequeño por su aporte en grasas Omega 3 (boquerón, anchoa, sardina, arenque, caballa…)

pescado-whole food&cook

Pero sin olvidarnos del pescado blanco ( bacalao, gallo, lenguado, merluza, rape, mero, lubina, dorada, besugo…) moluscos y crustáceos ( almejas, berberechos, chirlas, mejillones, navajas, vieiras, tallarinas, ostras, percebes, bogavante, cigalas, gambas, langosta, langostino, cangrejos, centollo, erizos de mar, nécoras, chipirones, sepia, pulpo…)

Como siempre recomendamos, compra de proximidad e intenta que sea de la mejor calidad posible, por tu bienestar y por el de los animales.