Sistema Inmune y Microbiota:
Los 10 Nutrientes Imprescindibles

 

Nuestro cuerpo es el anfitrión de billones de bacterias, la mayoría de ellas se encuentran en el intestino, tenemos muchas más bacterias en el cuerpo que células humanas. En este sentido, podríamos decir que somos más bacterias que humanos.

El intestino es donde se realizan intercambios entre nosotros y el mundo exterior y donde se produce la absorción de nutrientes. En consecuencia, el intestino también es la principal área de contacto con toxinas y patógenos.

La salud de nuestro intestino es extremadamente importante para la salud en general, dado que la mayoría de las enfermedades comienzan en él y concentra más del 70% de nuestro sistema inmune.

Nuestras bacterias intestinales están tan intrínsecamente relacionadas con la salud del intestino que no podemos hablar de salud intestinal sin tener una flora intestinal saludable.

Mantener un intestino sano es de mucha importancia para la prevención y la curación de muchas dolencias y para el bienestar general. Para asegurar su buen estado, la flora intestinal desempeña funciones como:

  • Admisión adecuada de nutrientes
  • Protección contra patógenos, virus y bacterias oportunistas
  • Creación de nutrientes (ej: Biotina, vitamina K2, ácido butírico…)
  • Previniendo la inflamación sistémica y del intestino
  • Metabolismo adecuado y regulación de peso

Por lo tanto, mejorar la salud de la flora intestinal mejorará la función inmunológica. ¿Y qué podemos hacer al respecto?

Estos son los 10 nutrientes que no te pueden faltar:

 

 

Sistema Inmune y Microbiota

  • La vitamina D es extremadamente importante para mantener un sistema inmune fuerte, suprimir los problemas autoinmunes y producir péptidos antibacterianos especiales que ayuden a combatir las bacterias, hongos y virus no deseados. Recomendamos tomar el sol unos 20 min al día o tomar un suplemento pautado por un profesional sanitario o terapeuta capacitado.
  • La vitamina C participa en la formación de anticuerpos y es antioxidante. La podemos encontrar en alimentos como pimientos, brócoli, berros, coles, acerola, grosellero negro, kiwi, papaya, fresones y cítricos. 

Sistema Inmune y Microbiota

  • La vitamina A protege y aumenta la resistencia de las mucosas ante las infecciones y microorganismos invasores. Puedes obtenerla de alimentos como el hígado ecológico, zanahorias, espinacas, berros, canónigos, pimiento rojo, calabaza, boniato, mango, papaya, huevo (yema), alga nori…
  • La vitamina K2 es un micronutriente muy importante y la mayoría de las personas son deficientes, especialmente aquellos con una flora intestinal alterada ya que la vitamina K2 normalmente es producida por la flora intestinal. Algunas fuentes alimenticias de vitamina K2 son: la mantequilla de animales alimentados con pasto, hígado ecológico, yemas de huevo de gallinas felices y algunos productos fermentados como el natto o el chucrut. 
  • El selenio contribuye a la formación de anticuerpos y es un potente antioxidante celular. Las nueces de Brasil tienen un gran contenido en selenio, de hecho, con comer 2 al día es suficiente. 
  • El zinc colabora en el sistema inmunitario y lo podemos encontrar en mariscos, especialmente en las ostras, carnes de pasto y en las semillas de calabaza y sésamo.
  • El magnesio es un mineral que es importante para que más de 200 enzimas funcionen correctamente y se necesita para una digestión y eliminación adecuadas. Una deficiencia de magnesio provoca un vaciamiento intestinal más lento que conduce a la malabsorción y el estreñimiento, y todos estos factores contribuyen a los problemas de la flora intestinal. El magnesio también es muy importante para el sueño reparador, la función de la vitamina D y el funcionamiento del sistema inmunitario, tres cosas imprescindibles para sanar el intestino y reconstruir una buena flora intestinal.

 

Y cambios en el estilo de vida. Los más importantes son el descanso, el estrés y el ejercicio. El dormir bien y la inmunidad están conectados a través del intestino. El ejercicio es una gran ventaja para la flora intestinal y el sistema inmunitario, mientras que el estrés psicológico es un problema para ambos. Aprovecha estos días para crear nuevos hábitos saludables, para hacer aquello que te gusta pero que nunca tienes tiempo (leer, manualidades, cocinar, meditar, respirar de forma consciente…) Y ríe, ríe mucho, la tristeza no es amiga del sistema inmune.

 

Tienes una buena lista de hábitos saludables en mi Ebook gratuito, lo puedes descargar desde aquí: http://www.wholefoodandcook.com/recupera-tu-salud-en-cinco-pasos/

 

La flora intestinal es increíblemente importante para estar sanos, así que ¿por qué no haces algo de ejercicio, aumentas la ingesta de alimentos amigos de la microbiota y te acuestas temprano?

 

Nos vemos en Instagram  y Facebook! Descubre mis asesorías privadas.

IMPORTANTE: Este artículo tiene como única finalidad poner a tu disposición información general sobre cuestiones relativas a la salud, la nutrición y el estilo de vida.En ningún caso, la información y los consejos propuestos en él sustituyen una consulta, visita o diagnóstico y no debes, bajo ningún caso, utilizar la información obtenida para determinar un tratamiento o toma y/o cese de medicamentos sin antes consultar con tu médico de cabecera o un especialista.

 

Patricia MartínFundadora Whole Food&Cook
Fisioterapeuta y Técnico Superior en Dietética en proceso
Nutrición Clínica – Coaching  Nutricional y de Salud
info@wholefoodandcook.com www.wholefoodandcook.com