Recomendamos cuanta más variedad mejor, y prioriza verduras locales y de temporada. No solo es más sostenible, es más nutritiva. Cuanto más tiempo pase entre la recolección y el consumo más nutrientes se pierden.

Las verduras nos ayudan a mantener bajos los niveles de azúcar en sangre, nos aportan antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales.

Son Verduras:

Raíces y Bulbos: ajo, cebolla, cebolleta, chalota, puerro, zanahoria, rábano, nabo, remolacha, coriandro, hinojo, chirimías…

Tallo: espárrago, puerro, apio, acelgas, cardo, colinabo, hinojo, palmito…

Hoja: espinaca, rúcula, lechuga, endivia, acelga, apio, canónigos, berros, col, kale… Son buena base para cualquier ensalada y aportan nutrientes relevantes, como magnesio, folato, potasio o manganeso.

Flor: coliflor, coles, brócoli, alcachofa, berza…

Almidonados: patata, boniato, taro, yuca, ñame, tupinambo, mandioca, chufas…

Proponemos incluir en el plato verduras crudas y cocidas, incluyendo verduras de hojas verdes, crucíferas y verduras de diferentes colores para obtener cantidad y variedad de nutrientes.

vegetales-whole food&cook

¿Vale la pena comprar verduras eco?

No vamos a hablar de los sellos eco, bio u orgánico, eso es otro tema y hablaremos de ello en otro post.

No compramos alimentos eco debido a lo que hay en ellos, se trata de lo que no está en ellos, es decir, todo tipo de pesticidas y residuos tóxicos.

Otra razón para comprar eco es por la salud ambiental, la agricultura industrial está causando estragos increíbles en nuestro planeta. Los productos orgánicos son probablemente más sostenibles que los convencionales, pero también es importante saber su procedencia, asegúrate de que sean locales y de que no vayan empaquetados o envueltos con montones de plástico.

Prioriza a la hora de comprar eco las verduras y frutas que no se pueden pelar, ya que en la piel es donde se quedan los restos de pesticidas, insecticidas…

Tanto si te gustan como si no las verduras, te damos algunas ideas para que comas más:

Con huevos. Los huevos van bien con todo, prueba una tortilla de espinacas, un revuelto de verduras picadas con un poco de jamón etc.

En sopas, cremas y purés. Te permiten mezclar distintos tipos de verduras con otros alimentos que contrarresten el sabor, como patata o boniato y alguna especia.

Salsas. Utiliza salsas saludables (como guacamole, hummus o crema de almendras) para untar verduras como zanahoria o apio.

Aderezos. Los aderezos industriales son poco recomendables. Mejor prepáralos en casa con tus ingredientes favoritos, como aceite de oliva, sal, vinagre de manzana, zumo de limón, yogur eco de cabra u oveja, miel, mantequilla etc.

Especiadas. Si no te gustan las crucíferas, prueba a añadirles cúrcuma u otras especias  por encima y al horno.

Batidos verdes. No sirven para desintoxicar, pero combinar varios tipos de verduras, y quizá un poco de fruta y miel, en una batidora es una forma fácil de aprovechar los beneficios de los vegetales.

Ensaladas.  Hay vida más allá de la lechuga y el tomate, experimenta!

Busca recetas, asiste a nuestros showcookings o pídenos que te hagamos un taller a domicilio para aprender qué hacer con ellas.

¿Crudas o cocidas?

Ante la pregunta de si las verduras deben comerse crudas (para retener sus enzimas y nutrientes) o cocidas (para mejorar su digestión) La respuesta es corta, depende del vegetal.

El calor degrada algunos nutrientes (como la vitamina C, B y un grupo de nutrientes llamados polifenoles)  pero aumenta la biodisponibilidad de otros (carotenoides o licopeno)

Las formas de cocinarlas de mejor a peor son: al vapor, a la plancha, al horno, salteadas, fritas y hervidas.

Añade especias y hierbas: sal marina, pimienta negra, cúrcuma, jengibre, canela, ajo, comino…  y hierbas de temporada que consigas frescas.

Condimentos: mostaza en grano, vinagre de calidad de sidra de manzana, aceitunas, pepinillos, alcaparras, salsa de tomate, tamari… todas pueden consumirse siempre y cuando no contengan azúcar, conservantes u otros aditivos químicos.

El próximo día hablaremos de las frutas, pero mientras tanto, ves al mercado, compra variedad de verduras y a cocinar!